Tips para salud financiera

Mi Presupuesto

¿Por qué es necesario que elabores un presupuesto?

  •  Para tener control sobre tus ingresos y gastos.
  •  Reducir gastos innecesarios
  • Plantearte metas
  •  Hacer del ahorro un hábito
  •  Tener salud financiera

Pasos para elaborar tu presupuesto

Identifica todos los ingresos que recibes en un período determinado. Por ejemplo: el salario mensual, el total de comisiones recibidas cada mes, entre otros. Lo importante es que consideres un período único para los conceptos.

Contabilizar todos los gastos realizados en un período igual al que utilizaste para los ingresos (pago mensual de servicios, transporte, entre otros).

Ajusta los valores en donde entiendas puede haber mejoras.

Motívate a vivir una cultura de ahorro

¿Qué es el ahorro?

Para ser sostenible en el tiempo y tener impacto en nuestro bienestar, el ahorro debe ser consecuencia de una gestión inteligente de nuestro dinero:

  • El ahorro en dinero; gastando menos de los que ingresamos y dirigiendo lo sobrante a la construcción de reservas o bien, para el alcance de nuestros proyectos.
  • El ahorro a partir del uso óptimo de los recursos (alimentos, energía, combustible, tiempo), aumenta nuestra posibilidad de retener el efectivo sobrante.

El primer paso para alcanzar tus metas es guardar una parte de tu ingreso hoy, para utilizarlo mañana. Si haces del ahorro un hábito, lograrás:

  • Alcanzar tus metas de corto y mediano plazo
  • Contar con un capital que luego puedas invertir
  • Crear un fondo para emergencias para afrontar los imprevistos

Conoce nuestros productos:

Cuenta de Ahorros

Es importante pensar en el ahorro como el medio perfecto para tus aspiraciones. Reserva una parte de tus ingresos para garantizar un mejor futuro para ti y los tuyos a través de las Cuentas de Ahorro Banreservas.

Cuenta Corriente

En la cuenta corriente depositamos y retiramos nuestro dinero de manera frecuente y disponemos para ello una tarjeta de débito para poder realizar compras en comercios y retiros de efectivo sin la necesidad de ir a una oficina, al igual que una chequera para girar nuestros fondos.

Certificados

Los certificados financieros son instrumentos de ahorro con el cual nos comprometemos a guardar una suma de dinero por un plazo específico. Por este compromiso, Banreservas te ofrece una tasa de interés en recompensa. Esta es mayor a la que se puede obtener en una cuenta de ahorros. Las tasas de interés  varían conforme el monto y el plazo.

Inversiones

Existen muchas herramientas que sirven para multiplicar nuestros ahorros, los cuales se constituyen en instrumentos de inversión. En nuestro país, los instrumentos y operaciones ofrecidos en el mercado de valores son transados a través de la Bolsa de Valores y supervisados por la Superintendencia de Valores de nuestro país. Conoce más en: http://www.inversionesreservas.com.

Realiza una meta de ahorro efectiva

¿Qué es una meta de ahorro?

El diccionario define una meta como “fin al que se dirigen las acciones o deseos de una persona”. Existen metas a corto, mediano y largo plazo, depende de la cantidad de dinero que dispones para destinar a esta meta y del momento en que deseas alcanzarla.

Para ahorrar,  es fundamental plantearte un objetivo, sin embargo, esta no debe verse de una manera tan simple como decir: “quiero comprar una casa”, pues para estos ajustes es necesario elaborar un plan de acción que contribuya a lograr la meta. 

Pasos para establecer una meta de ahorro

  1. Definiendo la meta
  2. Una meta debe ser:
    •  Específica. Al momento de establecernos un norte, debemos tener plena claridad de lo que vamos a alcanzar. Visualizar por completo todas las características del objetivo y el momento en que desearíamos alcanzarlo.
    • Medible, estableciendo el tiempo en que la piensas lograr.
    • Alcanzable. Debemos ser conscientes de nuestra realidad financiera. Si lo que queremos es adquirir un apartamento, tenemos que conocer todos los compromisos financieros que la adquisición del mismo conlleva y medir nuestra capacidad de ahorro y cuanto podemos asumir mensualmente en cuota de préstamo y mantenimiento del mismo.

¿Cómo se le pone precio a un sueño?

A la hora de plantearnos una meta debemos investigar todo lo referente al costo total de la misma y así determinar la cantidad que se necesita ahorrar y el tiempo que tomará alcanzar el monto total. Por ejemplo, si la meta es comprar un vehículo, se debe investigar:

  • Tipo de carro que deseas; la marca, el año, el color, etc.
  • El precio que tiene en el mercado.
  • Costo del seguro.
  • El inicial, plazo e interés si piensas tomarlo con financiamiento.
  •   Costo del mantenimiento del mismo.

¿Cuánto puedo ahorrar?

Ese monto lo determina tu presupuesto. Es decir, si tu ingreso total es de RD$30,000 y tu costo básico es RD$24,170.00  tu capacidad de ahorro es de RD$5,830. 00

Te recomendamos que una vez tengas identificado tu capacidad de ahorro, lo incluyas como parte de tu presupuesto y que sea lo primero que separes al momento de recibir tus ingresos.

Ajustando mi presupuesto

Esto se consigue observando tus gastos por un tiempo determinado para identificar dónde puedes recortar a fines de ahorrar, por ejemplo:

La alimentación

Recuerda que no se trata de no comprar,  ni siquiera de comprar más barato, lo ideal es  comprar de manera inteligente. Suele ocurrir que compramos sin planificarnos y sin estar conscientes de cuál es nuestro patrón de consumo. Debemos procurar ir con una lista, con los artículos específicos que se deben adquirir.

Los gastos “hormiga”

Su nombre se debe a que son gastos tan pequeños que no le damos la importancia debida, pero si sumas esos caprichos diarios, los resultados pueden llegar a sorprenderte. Identifícalos y determina si en verdad son necesarios.

Pongamos un ejemplo sencillo: Tener el hábito de comprar un paquete de goma de mascar tres veces por semana, tendría las siguientes implicaciones económicas:

Artículo                   Precio      Mensual      Anual

Goma de mascar    35                420                5,040

Ahora pregúntate, ¿este hábito constituye un obstáculo para lograr mis metas? ¿Puedo eliminarlo y ahorrar este dinero para destinarlo a la consecución de mis metas?

Al momento de realizar esta reflexión debes extender la revisión en cada partida de tu presupuesto, con el fin de identificar dónde puedes reducir y cómo esto se constituiría en un aporte para tú meta.

Es de gran ayuda también socializar las metas con tu familia y que ésta se convierta en un objetivo en común. De esta manera, todos pondrán de su parte para ahorrar recursos como: los servicios de energía eléctrica y agua, gastos en telecomunicaciones, entre otros.

Revisa y recuerda tu meta constantemente

La vida es un constante cambio, puede ocurrir que al iniciar tu presupuesto tenías una deuda que en este momento ya esté saldada. Revisándolo podemos constatar si estamos logrando nuestra meta conforme a lo planificado e incluso si podemos aumentar los aportes para conseguirla. Esto te motivará a seguir adelante y mantenerte enfocado en tu meta.

¡Empieza ya!

El mejor consejo para empezar a ahorrar es: ¡hazlo ya!, no importa que te aprendas toda la teoría si no la llevas a la práctica.

Consejos Financieros

Incentivar el ahorro en los hijos

Se dice que en la actualidad vivimos en una sociedad consumista y es cierto. Desde pequeños nos bombardean con publicidad a tal punto que llegamos a confundir los deseos con las necesidades, por esa razón, mientras más temprano le hablemos a los niños sobre cómo manejar y ahorrar el dinero, mucho mejor, tomando en cuenta que la educación financiera no está incluida en la formación escolar.

Los beneficios del ahorro no son un secreto. Tenemos la percepción de que nuestra vida sería más tranquila, incluso más feliz si desde la niñez nos hubieran inculcado el hábito del ahorro. En ese sentido, te preguntarás ¿existe alguna manera de que mis hijos tengan ese hábito? ¡Por supuesto! A continuación te mostramos algunas ideas.

Consejos para educar a los hijos en el ahorro

  • Trata de que tengan una meta para ahorrar, por ejemplo un juguete o una excursión, esto lo ayudará a centrarse más en sus ahorros, aparte de subir su autoestima al ver crecer sus ahorros y acercarse a su meta.
  • Asígnales una paga semanal o mensual de acuerdo a su edad y necesidades, porque permitiéndole manejar su propio dinero es  la  mejor manera de que aprendan su valor, de este modo el niño será el responsable de organizarse y gastar en lo necesario.

Regálales una alcancía, es el primer contacto con la administración del dinero. Tan pronto llenen su alcancía, ve con ellos al banco y apertura una cuenta de ahorro infantil a su nombre.

  •     Háblale sobre tu trabajo y que trabajas para ganar dinero, permite estrechar los lazos con tu hijo, además de ser otra herramienta para enseñarle el valor del dinero.
  • Conversa con él acerca del consumismo y explícale la diferencia entre las necesidades y los deseos, fomenta en ellos el consumo responsable, mostrándole diferentes marcas del mismo producto con diferentes precios.
  •  Enséñales a elaborar un presupuesto, es preciso que lleven el control de lo que gastan porque de ese modo van a tener un mejor control del dinero.
  • Si el niño pide objetos caros que la familia no puede pagar, no lo acepte; ajústese a su presupuesto familiar, es el momento de utilizar la situación como una oportunidad de enseñanza. Es importante dar a su hijo las razones concretas de su decisión.
  • Juega “Monopolio”, además de ser un juego muy divertido, puede jugar toda la familia, enseña cómo ganar, ahorrar e invertir el dinero.
  • Ahorra, recuerda que se enseña con el ejemplo, alguien sigue tus pasos.

Haz un presupuesto

El conocimiento da poder, por eso es muy importante saber dónde va tu dinero y así poder tener control de él y no al revés. Durante un mes anota los gastos mensuales como luz, agua, teléfono, internet, compromisos financieros, así como también aquellos gastos como: regalos, comidas fuera de casa, propinas, supermercado, un helado, gasolina, entre otros. A final de mes tendrás lo que se conoce como “tu costo básico recurrente”, que no es más que la cantidad de dinero que consumes mensualmente en gastos básicos personales y de tu hogar.

¿Qué hacer si descubro que gasto más de lo que gano?

Realizar ajustes en nuestros hábitos de consumo a fin de equilibrarlos. Veamos un ejemplo:

Si todos los días compras un jugo al llegar al trabajo que te cuesta 50 pesos y trabajas de lunes a viernes, calculamos que son (considerando aproximadamente 23 días laborables al mes);

¿Qué opinas de este valor? ¿Entiendes que podrías realizar un ajuste para reducirlo?

Modifica tus gastos

Si resulta que tus ingresos mensuales son de 20,000 y tu costo básico recurrente es de 25,000 estás gastando 5,000 fuera de tus ingresos.

¿Qué hacer frente a esta realidad? Tienes dos opciones: reducir gastos o aumentar los ingresos.

Muchas veces es más fácil en el corto plazo reducir gastos que aumentar los ingresos por lo cual recomendamos identificar cuáles son los gastos básicos – aquellos que no puedes dejar de hacer – y cuáles son gastos extraordinarios que puedes gestionar y adecuar a tu realidad.

Establece metas

Deben ser metas específicas. Suponiendo que tu sueño es un viaje a Europa, investiga cuánto cuestan los pasajes, cuántas personas irían, el hospedaje, cuánto estarías dispuesto a gastar en compras, alimentación, es decir, debes realizar un presupuesto para el viaje.

Si tienes pareja hagan juntos el ejercicio y tracen juntos esa meta de ahorro.

Puedes tener más de una meta,  siempre que tu presupuesto te lo permita; por ejemplo: ahorrar para el retiro, un fondo para emergencias, para la vuelta al colegio (que es todos los años), para saldar tarjetas de crédito o préstamos a terceros.

Evita las tentaciones

Dicen que “la única forma de ganarle a una tentación es huyendo de ella”.  Si eres consciente de que tienes tentaciones que te generan gastos innecesarios, ¡evítalas! No te expongas a situaciones donde fácilmente te verías realizando un gasto fuera de tus posibilidades y sin que esté planificado.

Aprende la diferencia entre “lo quiero” y  “lo necesito”. 

Trabajas mucho y mereces un regalito, pero…

¿Sabes lo que no te mereces?

  • Endeudarte.
  • Dañar tu crédito.
  • Estar constantemente atormentado por que el dinero no te alcanza.
  • Trabajar para pagar, sin poder cumplir tus sueños.
  • Comprar a crédito un electrodoméstico y durar 36 meses pagándolo al doble de su precio real.
  • Tener que pedir prestado cada vez que tienes una emergencia.

Consejos para la adquisición vivienda

Aquí algunas informaciones que debes conocer antes de solicitar un préstamo hipotecario.

  • Analiza tus finanzas, de esa manera podrás saber tu capacidad de pago. Se recomienda que las cuotas del préstamo no deben exceder del 30% de tus ingresos.
  •  Inspecciónala físicamente, así sabrás si necesita reparaciones y si debes incluirlo en el costo de la misma. Además, te recomendamos tomar en cuenta la distancia hasta al trabajo y los accesos a medios de transporte ya que esto puede resultar en una modificación de tu presupuesto actual.
  • Si tienes otros compromisos financieros activos, asegúrate de que puedas asumir esta nueva cuota.
  • Investiga los costos relacionados a la adquisición de una vivienda y ponte como meta de ahorro:

  El inicial de la vivienda: usualmente se encuentra entre un 20% – 30% del valor de adquisición del inmueble.

Impuesto de transferencia: actualmente es un 3% del valor de la propiedad a adquirir.

Inscripción de hipoteca: es un 2% del valor del préstamo.

Gastos de tasación.

Gastos de tramitación del préstamo: el trámite pudiera tener gastos de confección de contrato y otros asuntos legales.

  Seguro del inmueble

  • Adquirir una vivienda es una decisión de vida y debe ponderarse bien, pues representa un cambio significativo, tanto a nivel personal como financiero.
  • Tienes clara la vivienda de tus sueños? Compara los precios de las ofertas del mercado y asegúrate que cumplan con tus necesidades y las de tu familia.
  • Crea un fondo de  ahorro para los imprevistos.
  • ¡Pon a rendir tus ahorros! A medida que vayas acumulando el ahorro para tu vivienda, inviértelo en instrumentos financieros que te generen intereses, como los certificados financieros.  Así podrás sacar más beneficios a los mismos.
  • Reúnete con tu familia para que juntos  logren esa meta.

Pasos para solicitar tu  préstamo hipotecario

Antes de llegar a tu oficina Banreservas, gestiona los documentos que se detallan aquí: https://www.banreservas.com/products/prestamos-hipotecarios

Visita cualquiera de nuestras oficinas a depositar los documentos requeridos y completar la solicitud de préstamo.

Usod e Productos Financieros

¿Qué es el historial crediticio?

“Historial crediticio”, “Buró”, “CICLA”, “TransUnion”, “Data Crédito”, son solo algunos de los nombres con los que comúnmente se conoce el historial de crédito. Pero ¿qué significa?   Es una puntuación que describe el comportamiento que la persona ha tenido frente al pago de sus obligaciones de crédito. El historial de crédito y el score crediticio (la puntuación)  son los datos que los bancos utilizan y que le permiten medir el nivel de riesgo que le representa un cliente, frente al uso o la adquisición de un producto y/o servicio con la institución.

El historial de crédito resulta ser la carta de presentación de una persona frente a un prestador de servicio o un acreedor. Por eso es muy importante esforzarse por cumplir a tiempo con sus obligaciones financieras y reflejar un buen comportamiento de pago en el buró. La realidad es que todo individuo que tenga una obligación crediticia aparece en los burós de crédito.

Aquí algunas recomendaciones en cuanto al historial de crédito:

  • Ponte al día en tus pagos atrasados y paga siempre a tiempo tus compromisos.

Hazle saber a tus acreedores que estás dispuesto a hacer lo correcto. Si tienes muchas deudas, negocia o unifica tus deudas para reducir el monto mensual que estas pagando y en ese momento NO tomes más créditos.

  • Obtén un producto de crédito, si aún no has tomado alguno.

Si no tienes o nunca has tenido tarjetas o préstamos en una institución financiera formal, no se reflejará ninguna información en tu historial de crédito y los acreedores no tendrán una apreciación clara de cuál podría ser tu comportamiento de pago. En ese sentido, si recibes un ingreso constante y ya elaboraste tu presupuesto y tienes pleno conocimiento de tus gastos corrientes, puedes construir tu historial crediticio con una tarjeta de crédito por un monto límite similar al de estos gastos. Utiliza esta tarjeta para pagar estos compromisos y págala cada mes; ya sea pago total o mínimo… y siempre a tiempo. Así comenzarás a construir un sano historial crediticio que te permitirá ir accediendo a otros servicios.

Solicita tu tarjeta aquí:

  •  Usa tu tarjeta de manera responsable: no te sobregires.

Debes tener en cuenta que tu tarjeta de crédito no es una extensión de tu sueldo. Trata de no consumir más del 50%.

Guía para el manejo correcto de tu tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es un medio de pago que nos ayuda a financiar y planificar mejor nuestro presupuesto. Manejar correctamente tus tarjetas de crédito es muy fácil. Aquí te compartimos algunos conceptos para el manejo correcto de tu tarjeta de crédito.

Fecha de Corte y Fecha de Pago

Fecha de Corte: es la fecha programada para realizar la facturación o cierre de los consumos, cargos y pagos del mes, presentados en el estado de cuenta.

Fecha de Pago: es el último día que tienes para realizar el pago total, parcial o mínimo de las sumas adeudadas, reflejadas en el estado de cuenta.

Fecha de Pago: es el último día que tienes para realizar el pago mínimo, parcial o total de las sumas adeudadas, reflejadas en el estado de cuenta.

Ejemplo:

Tu fecha de corte son los días 2 de cada mes y tu fecha límite de pago es el día 24 del mes siguiente al corte. Todas las compras que realices hasta el día 2 (tu fecha de corte), tendrás hasta el día 24 (tu fecha de pago) para realizar el pago total, parcial o mínimo reflejados en tu estado de cuenta.

Tu fecha de corte son los días 2 de cada mes y tu fecha límite de pago es el día 24 del mes siguiente al corte. Todas las compras que realices hasta el día 2 (tu fecha de corte), tendrás hasta el día 24 (tu fecha de pago) para realizar el pago mínimo, parcial o total reflejados en tu estado de cuenta.

Consumos:

Día 04 – Supermercado RD$600

Día 16 – Restaurante      RD$300

Día 20 – Farmacia            RD$1,000

Balance al corte              RD$1,900

Cuando se cumple la fecha de corte de tu tarjeta (día 2), tendrás un monto total por pagar de RD$1,900, a partir de ese momento cuentas con 22 días para realizar el pago (hasta el día 24 del mes siguiente). Si pagas el monto total de ese período en el tiempo indicado, no se generarán intereses.

(Incluir gráfica con línea de tiempo)

Si optas por pagar de manera parcial, se generarán intereses por financiamiento en base al balance promedio consumido en tu estado de la tarjeta.

¿De qué te debes cuidar?

De consumir por encima de lo que puedes pagar.

Ejemplo: 

Si tienes hasta el día 24 para realizar el pago total de RD$1,900, pero en lugar de realizar el pago total realizas el pago mínimo o pago parcial (ejemplo: $950.00), se generarán intereses por financiamiento en base al balance promedio consumido en tu estado de la tarjeta. Entonces, si consumes RD$2,000 adicionales, estarás pagando RD$950 pendientes (pago parcial) + RD$2,000 + intereses generados.

ENTONCES… (Animación… icono de persona pensado).

Si el mes anterior no pudiste pagar los RD$1,900, ¿podrás pagar RD$2,950 + intereses generados el próximo mes? Probablemente no, razón por la cual estarás endeudado sobre tu capacidad de pago.

Dejar de pagar una cuota de tu tarjeta de crédito puede impactar negativamente tu historial de crédito.

Cargos por mora

Es la penalidad que el banco te aplica cuando no realizas el pago total o el pago mínimo de los consumos efectuados antes de la fecha límite de pago. Este se genera desde la fecha límite de pago, hasta la fecha del próximo corte o hasta que se efectúe el pago.

Tomando el ejemplo anterior, tu fecha de pago es el 24, si no pagas el monto mínimo hasta la próxima fecha de corte, se generarán cargos por mora que se reflejarán en tu próximo estado de la tarjeta, junto al monto consumido y a los intereses generados.

Las herramientas  para recordar fechas y administrar el tiempo pueden ayudarte a evitar que olvides realizar el pago de los consumos en el tiempo correspondiente.

“Tus consumos NUNCA deben superar tu capacidad de pagar a tiempo.”

  • ¡Las tarjetas de crédito son tus aliadas, aprende a usarlas!
Menu